Reaccionar tarde y mal

El Borussia Mönchengladbach gana en Dortmund diez años después y rompe una racha de nueve partidos sin llevarse los tres puntos. Los de Klopp se hunden en la primera parte y jugaron a remolque del resultado en la segunda.

Sin Xhaka -con molestias- optó el Gladbach por replegar filas en el centro del campo, esperando no regalar espacios con la línea defensiva, donde el Dortmund es más punzante. Y aburrieron los de Klopp, sin ideas en ataque y vendidos en defensa. Pese a la fuerza de Aubameyang, que estrelló un balón en el larguero, y Grosskreutz, que lo intentó sin éxito por banda izquierda, al Dortmund le faltó la creatividad de Mkhitaryian. Probó Klopp con Hofmann y Lewandowski arriba, pero la baja del armenio fue muy sensible para un equipo que depende de ataques veloces y un cerebro que los articule.

Así aprovechó los pocos ataques que tuvo el Gladbach para ponerse por delante, mediante una jugada por banda derecha y un metro en la frontal del área pequeña que aprovechó Raffael, con un poco de suerte. En el 0-1 entró el balón llorando, a contrapié de un Weidenfeller que falló estrepitosamente en la salida en el segundo. Se quedó sin efectivos atrás el Dortmund mientras que los Fohlen plantaron a Kruse solo ante el portero, con una gran jugada al primer toque. Ahí erró Roman Weidenfeller, que salió precipitado a tapar el disparo. Kruse recortó dos veces y disparó sin oposición. Tal desorden obligó a un sector de la afición a despedir a su equipo con tímidos abucheos a la media parte, algo sorprendente en el Westfalenstadion.

Y en la segunda parte siguió la falta de ideas, mientras que el Gladbach se sintió cómodo hasta la expulsión de Nordveit, que obligó a replegar filas. Ni contra diez consiguió crear auténtico peligro el equipo dirigido por Jürgen Klopp. El gol de Milos Jojic fue una anécdota y la única buena noticia para el recién fichaje del Dortmund, quien poco a poco muestra destellos de calidad.

Los locales carecieron de mediapunta, mientras que el Gladbach reforzó la zona del doble seis. Probablemente la clave de un partido donde los de Klopp no tuvieron siquiera la ocasión de fallar en el último pase.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: